La REDonda

”Cómo se calento la Red con la monumental fiesta de Los Redonditos de Ricota en River! En los chats, en los portales y, sobre todo, en los 20 sites creados por los ciberfieles en pos de unir (más aún) a las bandas de seguidores de todo el país, la primera estocada del 2000 de la banda más popular del rock nacional se vivió con total intensidad. En los días previos a los shows de River, el tránsito por cualquier espacio en donde apareciera Patricio Rey aumentó su caudal de una manera vertiginosa. Los fans, en su desesperada búsqueda por más y más ricota, entraban en clima paseando por las páginas Web, chateando con otros apasionados, leyendo notas, descubriendo temas inéditos, repasando la historia de la banda, aprediendo partituras para guitarrear en el viaje, clickeando a lo largo de enormes álbumes de fotos de ayer y hoy, o recordando viejos recitales… porque un recital de Los Redonditos no se vive sólo en las dos horas y pico que dura el show, no señor… Empieza mucho antes y termina mucho después. Y, esta vez, Internet fue un espacio ideal para compartir la ansiedad.
Hasta el momento no hay ninguna página oficial hecha por la banda, ni sus integrantes han usado Internet para comunicar o difundir especialmente nada. Pero eso no significa que no vaya a haber alguna aparición inminente. En una entrevista reciente publicada por la revista La García, el Indio Solari reveló que “a veces nos gustaría tener más contacto con el público. Pero resulta que tenemos los tiempos que tenemos, y no los podemos manejar de otra manera. Cada vez necesitamos de más tiempo para realimentarnos, para poder encontrar una novedad, para encontrar algo que sea diferente de lo que venimos haciendo, para no poner el piloto automático e ir yendo. Y eso implica vivir: leer, ver películas, escuchar otras músicas, proyectar cosas diferentes. Nosotros, al mismo tiempo que estamos pensando en River, estamos pensando en Internet, en montones de cosas que son las que vienen, y queremos hacernos cargo de ese desafío”. Mientras el Indio siga pensando, la tensión recaerá sobre las páginas no oficiales.

Para los conciertos de River, los webmasters de los sites -agobiados por la demanda de los necesitados de información- tuvieron que mover tierra y cielo para poner a disposición de los usuarios todos los datos disponibles (por ejemplo: cómo eran las entradas oficiales, dónde se podían comprar y cúanto costaban). También se publicaron todos los reportajes realizados en los últimos tiempos a Los Redondos por los diferentes medios de comunicación. E, infaltablemente, se podían encontrar arengas para que nadie falte a la “Misa Redonda” (así llamada por todas y cada una de las páginas), reproducciones de los afiches y cuentas regresivas. Así como hace 20 años, los vanguardistas fans ricoteros sobrepasaban la escueta publicidad difundiendo los eventos boca a boca, esta vez los pibes ayudaban, mail a mail, a la exhaustiva difusión de cada uno de los pormenores del recital. En los mensajes se hablaba sobre si la Rock&Pop; iba a participar de la producción o no, de cómo iba a ser la seguridad y “el estado de sitio” en Núñez, de datos técnicos y demás cuestiones que afloraban en los distintos medios de comunicación, claro, pero también se vivía con pasión interna, con esperanza, jerga y amistad.

“El anticipo de estos recitales fue algo hermoso, se pudo palpar en los mails de los visitantes las enormes ansias, la espera interminable y los deseos de que las fiestas ricoteras transcurrieran en paz, que fueran memorables y que nos dejaran el mejor sabor en nuestras bocas”, cuenta Peto, uno de los responsables del site MundoRedondo (http://go.to/mundoredondo), la más fina y amplia de todas las webs ricoteras. “También hubo numerosas propuestas para juntarnos antes y después de los recitales, ir a tomar algo, a bailar y a compartir los escasos dos días de ricota que nos convocaban esta vez”, explica.

“”Llegaron tantos mails!”, dice Roberto, de La Web Redonda (www.publiapis.com.ar/redondos). “Esa avalancha nos puso en una situación de responsabilidad que no buscábamos, porque nos empujaron a trabajar como voceros. Otras veces nos ha pasado que, cuando se rumoreaba que iban a tocar, nos mandaban preguntas todo el tiempo, sobre todo en la época de los recitales del interior. Y hasta tuvimos algunos problemitas con algunos de los chicos de las otras páginas, porque hay pibes de 17 años que ponían cualquier boludez acerca de fechas…. ”Cómo se nota que algunos tienen la platita de sus papás para comprar los pasajes y la entrada! Nosotros juntamos peso a peso y sabemos lo que significa pedir días en el laburo y todo eso”.

No es novedad que el fenómeno redondo se extiende a lo largo y a lo ancho de todo el país. “Llegaron mensajes de casi todas las provincias, y también de países limítrofes y España”, informa Santiago Onagoity, de No Lo Soñé (http://patriciorey.com), uno de los sites más visitados. Y como a la fiesta ricotera vinieron desde todos los puntos cardinales, algunos aprovecharon la Red para organizarse mejor y viajar juntos. “Acá, en Rosario, alquilamos tres micros para ir todos juntos para Buenos Aires y luego encontrarnos con la gente del canal #Los_Redondos, del chat de Ciudad Digital (www.ciudad.com.ar)”, se entusiasma El Abuelo, fundador de Web Ricotera (http://patricio.cjb.net), y encargado de chartear los colectivos y llenarlos de pasajeros. “También hicimos un trapo para marcar la presencia de la página en la Misa”.

Deja un comentario